domingo, 26 de abril de 2009

Estamos fregados

Doña Camica, que era mi abuela, me regañaría por este vocabulario... ¡de nacos! Pero es la verdad. De que estamos salados, lo estamos. Mira que vivir en una ciudad caótica, de casi 20 millones de habitantes, donde en cualquier dìa laborable, en hora pico vehicular, se estrella cualquier avión sobre un cruce importante, donde tenemos un volcán activo fume y fume a menos de 50 kms, donde estamos sobre una falla geológica y tiembla 100 días al año, donde estamos asentados sobre el lecho de un lago seco y cada vez nos hundimos más, donde la misma falta de agua provoca que un fin de semana cada vez que tenemos fiesta o amigos reunidos nos cortan el agua, donde estamos atrapados por las obras públicas y circulamos 20 kms en 2 horas, donde tenemos cuasi monopolios de teléfonos celulares y cualquier caída de la red nos provoca quedar incomunicados, donde las cadenas comerciales al menor aviso de crisis suben los precios, bueno, para qué le sigo... estamos fregados y que no me oiga doña Camica.

Lo bueno del caso es que el calor ya bajó, la primavera con sus pajaritos y sus flores está aquí, ha comenzado a llover y los árboles se ven más verdes, las avenidas están vacías, los restaurantes también, y aunque no tenemos cines ni teatros ni museos la tele está llena de programas tipo "Héroes y Antihéroes" (afortunadamente mi adorado malvado Darth Vader fue elegido el número 1 de los malvados). También es bueno que esta situación no sea como un sismo, y estesmos informados y podamos evitar (Thanks God!) saludar de mano y/o de beso a everyone, podamos tener pretexto para no asistir a "aquella" reunión que nos da flojera, podamos quedarnos en pants y ver tele y leer periódicos con un trozo de pizza y una copa de vino al lado... ah... no es tan malo. Pensándolo bien, no es mala idea simular una tos discreta cuando alguien se nos acerca (llámese jefe, cobrador de impuestos, vecina chismosa o galán indeseado). Y como dice mi hermana, ¡los viajes a México y los paquetes turísticos van a bajar de precio! Podemos además, so pretexto de "no te vayas a contagiar" correr a cuanto springbreaker indeseado quiera cruzar nuestra frontera, evitar que los capos de los narcos nos visiten y bueno, hasta ahorrar dinero después de que M. Sarko y Carla, Mette-Marit y su marido, los príncipes Belgas (tan simpáticos y tan mencionados en los chistes franceses), el carismático Obama nos dejaron en la chilla, pues ya ni el presidente de Irán ni el cazador de cocodrilos querrán venir (¡fiuuu! qué ahorradota). En fin, todo ésto son impresiones puntuales de una defeña asustada, encerrada en casa y convslesciente de una extracción de una muela de juicio...

6 comentarios:

La Vampi dijo...

Oye y no guardaste tu muela? Yo guardé las mías y la de un cuate mío... quisiera hacerlas joyería jajaja! Lo mejor fue que a él le dieron la suya en un ratoncito de plástico.

Darth Tater dijo...

¡Diablos Vampi! El D.F. con contigencia y yo aquí de presumida... ¡claro que la guardé y la fotografié de varios ángulos! ¡Maldita picuda! No sabes cómo me siento cuando la veo, ¡es una adrenalina...!

cacho de pan dijo...

querida, me preocupa, como a todos, lo que pasa por allí...
me encanta tu tono irónico, pero ¿es tan grave como dicen por aquí?
las noticias son alarmantes aún no pretendiendo serlo
cuídate

Darth Tater dijo...

Querido Cacho,

Gracias por tu genuina preocupación. No estoy segura de lo grave que sea pero de que ha creado una paranoia aquí, la ha creado. La calles de la ciudad están semivacías y la gente apertrechada en sus casas... Nosotros bien y tratando de seguir con el mejor antídoto para las crisis y las epidemias: el trabajo duro y el buen humor.
Un abrazo, Cacho, seguiremos informando...

Miss Neumann dijo...

Estamos de la fregada

Walter L. Doti dijo...

¿Se acerca el fin del mundo?