domingo, 13 de julio de 2008

¡Que tengas bonito día!

Es una frase positiva y educada que me toca escuchar al menos un par de veces al día. Lo agradezco, aunque siempre me causa una punzada en el estómago. Alguna vez escribí acerca de la educación de los mexicanos: no importa lo que hagas, siempre habrá un "salud", un "no hay de qué", un "propio" o un "gracias a Dios" en alguna charla. Faltaba más. Así nos educaron nuestras madres y como diría Palbo, así las educaron a ellas las suyas y así sucesivamente. Sin embargo, tanta educación, tanta palabrería, a mí me abruma. Sobre todo la terminología. ¿Cómo puedo TENER un bonito día? creo que lo puedo tener bueno, malo, largo, corto, memorable, inolvidable, tantos y tantos adjetivos, pero ¿bonito? Definitivamente no. Yo no puedo TENER un bonito día.

4 comentarios:

Daniel Rico dijo...

A mi me gusta como suena bonito: me parece calmo y luminoso. Yo uso el termino BUENO: que tengas un buen día. Aca se usa al iniciar un dialogo , al llegar a un lugar, pero casi nunca al final, asi que yo me acostumbre a usarlo al despedirme de la gente, con lo que las confundo: no saben si vengo o si voy.

Le dejo un saludo cordial y que tenga un día... no se... un día... Bha, que tenga un día y después otro.

PD: ¿como van con la privatizaciòn del petroleo? A nosotros nos salio fatal.

Unknown dijo...

Si no hay café, l día no será bonito.

RED SHOES GIRL dijo...

Si caray, si en verdad supieran lo que pasas..... pero es un muy buen detalle el: Que tenga un buen día señorita-

Anónimo dijo...

Como dice mi amigo Héctor cada vez que se despide: Chido waaan day