sábado, 29 de marzo de 2008

En expansión

Así están mis carnes... en ininterrumpida expansión. Poco a poco comienzo a mirar como anoréxicas a las Venus de Boticcelli y como Misses de concurso a las gordas de Botero... ¡me lleva! Y es que si no fuera porque me gusta tanto comer, y me gusta también tanto cocinar, no estaría pensando en comida y/o recetas todo el tiempo.  Pues bien, aprovechando que es la primera Semana Santa desde que tengo memoria que me quedo en el D.F., fui a comprar pescado a la Viga. Ja! Eso estuvo como dicen que está la Villa en un 12 de diciembre, el Zócalo en un concierto de Café Tacuba o el Azteca en un América-Chivas. Chale. Y a mí se me ocurrió ir. Increíble. Espeluznante. Alucinógeno. Delírico. Lujurioso. Caótico. No podía dejar de decir "mira ésto! ya viste aquello? te fijaste en....?". Dos horas de auténtico miedo, lujuria, gula, pasión, envidia, codicia y violencia. Terminé comprando camarones gigantes, jaibas, mejillones, lenguados, pámapnos, sierras y marlins. Todo por casi mil pesos. Lo preparé el Viernes Santo, en asador de carbón, en el jardín de casa de mi hermano. Entre chelas, hamacas de henequén y un sol radiante, hice una de mis mejores comilonas. Mejoré mi calificación como chef. Mi madre por fin se animó a decir que cocino bien. Fue una orgía de comida. Y yo, quiero volver a ir a la Viga.

8 comentarios:

odette farrell dijo...

Y yo que nunca he ido a la Viga!!!

Pero de comilonas de mariscos, recuerdo una que hizo mi tía de Barcelona :) fuí con ella estando yo jovencita al Mercat de la Boqueria y todos los adjetivos que pusiste vinieron a mi: Increíble. Espeluznante. Alucinógeno. Delírico. Lujurioso. Caótico.

Añoro volver a ir a ese mercado y que mi tía me vuela a preparar esa deliciosa Zarzuela de Mariscos.

Cuando quieras te acompaño a la Viga...como Mexicana tengo que conocerla!

Lórien dijo...

terminemos con las flacas, hagámoslo ya !!! ... El detective en apuros tuvo a bien pasarme una receta patra cocinar los camarones que mis papás trajeron de sus vacaciones en Mazatlán, mientras yo me quedé en la casa, me quedaron bastante bien, que bien por las orgías de comida, supongo que son de las pocas en las que el placer está garantizado.

Saludos.

OLED dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the OLED, I hope you enjoy. The address is http://oled-brasil.blogspot.com. A hug.

Anónimo dijo...

Rox.
Eres mala.

Quedaste en visitarme cuando vinieras al norte a casa de tu hermano.

Ni modo, será otra vez.

Ricardo Arce dijo...

Entre más carne más pescado... o que no es lo mismo, porque apenas me dió por pedir una pizza de camarones y me la pasé toda la noche con pesadillas, pensé que era culpa de bolaño pero después descarté la idea.


Ahora que si, para mí comer es todo un deleite, tanto como hacer el amor, pero a diferencia de lo segundo, lo primero tiende a ser más práctico, más oportuno y aveces hasta más divertido.

Estás que destilas glamour, mientras tanto yo ya me paso a retirar de este mi defe tan bonito.

Darth Tater dijo...

Odette,

Pues sí, a ver cuándo nos damos la vuelta... ¡y pasamos también por la Central de Abastos, que seguro es otro deleite alucinógeno muy al estilo mexicano!

Lórien,

Totalmente de acuerdo, ¡abajo las flacas y arriba el placer que da el buen comer!

Oled,

Thanks for your visit, I will be there soon.

Luis,

¿Pues cómo te iba a visitar si te fuiste de vacaciones?????

Ricardo,

¿Pizza de camarones???? Buscaré en mi cuchara de plata a ver si en realidad existe en la cocina italiana. Por otro lado, al menos para comer sólo hace falta uno....

Mandarina Acida dijo...

ay ya necesitaba saborearme sus letras!!! asi que he vuelto disculpe la tardanza!!!

Miss Neumann dijo...

jajajajaja, pues ya estas! ponte a escribir un libro de cocina!